Buscar
  • Tano

Como se que estoy eligiendo la silla correcta?

5 consejos útiles a la hora de elegir tu silla para todos los días


Elegir las mejores sillas para tu casa es una de las tareas más importantes ya que suelen ser una decisión a largo plazo. Hoy les ofrecemos nuestros consejos para elegir las Sillas, los elementales. Espacio, comodidad, atemporalidad, estilo y uniformidad son las cinco claves para poder escoger. Descubre a qué nos referimos, a continuación:


Ni sillas de más, ni sillas de menos

Las sillas necesitan de un espacio para que quién las use se sienta cómodo y no se note apretado. Se calcula que una silla precisa de 50 cm, 60 cm si hablamos de las que tienen reposabrazos. A esto hay que sumar la situación de las patas de la mesa, que no pueden estorbar a la hora de sentarse. Esta distribución es también la ideal para que la mesa se vea completa, ni demasiado vacía ni demasiado apretada.

Cuando se escoge una mesa junto con las sillas debe de tener espacio suficiente para toda la familia, pero si ya tenemos la mesa y queremos comprar las sillas debemos de tener en cuenta estas medidas.


¿Cuánto tiempo quieres que se queden tus comensales?

Esto es lo que te debes de preguntar a la hora de elegir un modelo concreto de sillas para tu mesa de comedor. Todos hemos tenido la experiencia de estar sentados en algún lugar y desear marcharnos porque no estamos cómodos. Nos movemos en las sillas y parece que no acaban de adaptarse a nuestro cuerpo a pesar de que son muy bonitas y modernas. ¿Es eso lo que quieres para tus invitados?

El diseño de las sillas es importante, pero la comodidad tiene que ser fundamental.

Por eso hay que tener en cuenta no solo el estilo de silla sino también lo que ofrece a la hora de sentarse. Los asientos tapizados y mullidos son, en general, mucho más cómodos que los que tienen la madera al descubierto y harán que los invitados deseen quedarse a compartir una agradable sobremesa.


¿Cuánto deben de durar tus sillas de comedor?

No nos referimos a si van a durar por la calidad de los materiales, en este caso estamos haciendo referencia a que se pasen de moda rápidamente o a que se mantengan vigentes durante muchos años.

Las sillas de calidad suelen tener un aire moderno, pero a la vez atemporal que hace que puedan convertirse en clásicos con el paso del tiempo en lugar de convertirse en algo pasado de moda y desfasado que haya que cambiar rápidamente.

Normalmente, cuando se compra un comedor es para que dure mucho tiempo y por eso no podemos dejarnos llevar por impulsos o tendencias muy radicales de la moda que suelen ser muy breves y que del mismo modo que se ven tan actuales en el momento se ven desfasadas una vez que se ha superado esa tendencia.


Los materiales importan

Existen diferentes tipos de materiales para las sillas de comedor. Los más habituales son la madera, el tapizado, el metal, la resina, la fibra de vidrio y las fibras naturales o de imitación como el mimbre. Los materiales tienen una gran influencia en la resistencia de las sillas pero también en su estilo.

Las sillas de resina y las de fibra de vidrio suelen tener una imagen muy moderna, por tanto más rapidamente pueden llegar a cansar o pasar de moda, las tapizadas y las de madera encajan perfectamente en ambientes más clásicos y modernos.


¿Todas las sillas iguales? ¡No es necesario!

Sabemos que lo normal en los comedores es que todas las sillas sean idénticas entre sí, pero no tiene por qué ser necesariamente así. Ya hace algunos años que las tendencias más rompedoras apuestan por que las sillas de comedor no sean iguales, ni siquiera tienen por qué ser parecidas.

Se trata de un estilo de comedor con el que hay que tener mucho cuidado, para empezar no encaja en todas las casas, solo en aquellas muy modernas y con un estilo muy rompedor. En segundo lugar, no se trata de elegir sillas al azar, sino que tienen que quedar bien aunque sean totalmente diferentes y tengas estilos muy diversos.Para eso, se suele apostar por que combinen con otros detalles de la habitación para ofrecer una cierta línea y también por no abusar de los colores. Una cosa es que coloques seis sillas en blanco y negro y otra es que pongas diferentes tonalidades y colores que pueden ser muy complicados de encajar.


Fuente: www.nacher.es

21 vistas
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram